ECODESIGN online PILOT

Alcance un producto orientado al usuario apuntando a una frecuencia alta de uso

Los productos que, una vez producidos no son usados después, no son medio ambientalmente aceptables, incluso si su producción fuera basado en criterios medio ambientalmente aceptables; los recursos y energía ya han sido usados para la fabricación y el transporte. Con vistas a un uso eficiente de los recursos ECODESIGN debería por lo tanto siempre tener en mente una demanda real. Compartir los vehículos sería un buen ejemplo para un uso eficiente de recursos; un grupo de 10-15 personas comparten un automóvil.


Diseñe el producto para un fácil manejo

Si la funcionalidad es importante en lo que refiere al diseño del producto, uno tiene que lidiar con el problema del tipo y frecuencia de uso y manejo fácil. El uso real y la frecuencia de uso son criterios esenciales para el beneficio de un producto y los recursos utilizados para su fabricación. Para tal propósito, el uso de un producto debería estar explicado propiamente, y el producto debería mostrar claramente sus funciones potenciales y el modo de trabajo. Esto puede ser alcanzado asegurando un simple manejo del producto.


Diseñe la interface hombre-máquina de una manera ergonómica

La ergonomía tiene también un peso en el consumo total de recursos usados en el producto. El rendimiento medio ambiental global de un producto también depende de su uso real durante la vida en servicio; un diseño ergonómicamente pobre causará al usuario un uso discontinuo del producto o un descarte prematuro.


Diseñe el producto para una adaptabilidad óptima a diferentes usuarios

Mientras los productos son usualmente producidos para usuarios diferentes y condiciones diferentes de uso, la adaptabilidad del producto ( por ejemplo un ajuste adecuado de la altura, etc) constituye una importante característica. La adaptabilidad individual y el diseño ergonómico aseguran que el usuario utilice o trabaje con el producto durante un largo período de tiempo.


Minimice el requerimiento de espacio para almacenaje cuando el producto no está en uso.

Muchos productos son usados y necesitados en raras ocasiones o en una situación especial. Cuando no estan en uso, sin embargo, es importante- no sólo por razones medio ambientales- que su espacio requerido para almacenaje sea lo más pequeño posible, puesto que de otro modo se bloquearía valiosos espacios de piso. Un enfoque para ahorrar espacio consiste en soluciones usando elementos almacenables o plegables o transfiriéndolos a otros espacios ( por ejemplo uso de empalmes de una lavadora en el sótano).


Minimice el requerimiento de tiempo para la preparación y continuación del uso del producto

Esto se refiere al uso de preparatorios y trabajo subsiguiente que se necesita para ser capaz de usar el producto. Esto incluye la entrada antes, durante, y después de su uso, así como tiempo de establecimiento, tiempo de trabajo para el uso real del producto, y actividades subsiguientes tales como puesta en marcha, disposición, almacenamiento. Aparte de los recursos involucrados ( por ejemplo agentes limpiadores,...) el tiempo requerido para estas actividades es un factor importante, que determina si el producto no es usado realmente y si la entrada de recursos produce algún beneficio.


top Diseño y derechos reservado © Universidad Técnica de Viena, Instituto de Diseño en la Ingeniería –ECODESIGN